Ni en nuestros mejores sueños

El encuentro ha sido emotivo, duro, dificil de explicar, precioso. Un sueño cumplido. Había mcuhas familias y muchos niños. Hemos llegado en autobus las cinco familias que adoptabamos por la via de pasaje verde. Tres niños y dos niñas. Pero alli habia mucha más gente. Nos han enseñado un papel con el nombre de los padres y de nuestra niña. Al rato han empezado a decir nombres, de uno en uno. Al rato ha salido Xinzhi. Era ella, la hemos reconocido inmediantamente. Nuestra nenita.

Muy pequeñita. Pero preciosa. Con unos ojos preciosos.

La niña ha reaccionado bien pero estaba muy muy asustada. Estaba aterrorizada. Incluso, en el autobus de vuelta que queria verlo todo, seguia temblando. Al llegar a la habitación hemos estado jugando e incluso a dormido un poco, despues del Dalsy, por supuesto. La nena tiene fiebre por una infección de garganta y tenemos que intentar bajarle la fibre. Despues ha llorado y seguia temblando. Ha sido muy duro verla asi. No es facil convencerle de que le vamos a querer, adorar y lo que haga falta. Hemos conseguido que se ria un poco, pero no ha sido facil.

Ahora la miro como duerme y soy feliz.

“Lo que hoy hemos vivido es, con gran diferencia, la experiencia más fuerte de toda nuestra vida.

Atrás quedaron ya olvidados hace tiempo los años de enorme sufrimiento en los que nos revelábamos contra lo que nos parecía entonces una gran injusticia. Nos costó, pero lo aceptamos.

Aprendimos que ser padres no es un derecho sino un regalo con el que Dios bendice a algunos y no lo hace con otros, aunque no entendieramos por qué.

Después valoramos mucho nuestra vida independiente y nuestra relación de pareja muy fortalecida por todo lo vivido y terminamos al cabo de los años pensando que teníamos tanto amor que dar que no nos lo podíamos guardar para nosotros solos y nos ofrecimos para ser padres adoptivos. Habíamos aprendido que los que sí tienen derecho a tener unos padres son los niños.

Hoy hemos salido del hotel con un nudo en la garganta. Yo tenía que hacer verdaderos esfuerzos para no llorar. ¡Íbamos a conocer a nuestra hija!

Han puesto en mis brazos una niña pequeñita asustada, casi un bebé aunque dicen que nació el 3 de junio de hace dos años. Y la niña pequeña se abrazaba a mí con fuerza aunque no me conocía de nada…

Ahora, ya en el hotel la miro tumbada en la cuna haciendo esfuerzos para no dormirse porque no quiere dejar de mirarlo todo y una inmensa ternura me invade.

Dios a puesto esta niña en nuestras manos para que la queramos y para que le ayudemos a crecer feliz. No existe un proyecto mejor.

Marta Xinzhi, puedes estar segura de que vamos a dedicarnos en cuerpo y alma para que seas feliz.

Tú seguramente nunca recordarás este día de hoy, horrible para ti en el que has sentido auténtico terror y angustia por verte sola en un entorno desconocido pero algún día reiremos los tres cuando te lo contemos”.

Lo que sentimos hoy no se puede describir. Una nenita absolutamente indefensa, con 27 meses de vida, que parece que no llega al año. Que no se queja por nada y que no nos quita ojo. Dios la ha puesto en nuestro camino. Quiere que le demos lo mejor, porque sin duda, esta personita se lo merece.

En ningun caso, y mira que lo hemos pensado previamente, en ningun caso, nos imaginabamos que ibamos a sentir lo que hoy hemos vivido.

Ni en mis mejores sueños, me imaginaba una bendición como la que hoy hemos recibido…

Marta Xinzhi ya duerme en su cunita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s